HAY QUE SER GILIPOLLOS

Ultraderecha, ultraderecha everywhere. Aquel que piense que vivir en democracia implica que todos seamos demócratas, se equivoca. Por desgracia, el fascismo no desaparece así como así, y aunque se trata de una minoría social que tiende a desaparecer, cada vez los vemos más presentes en la esfera pública reivindicando sus absurdas convicciones.

¿Cuál ha sido la trendy-polémica del día? Pues la campaña #heteropatriarcada (sí sí, habéis leído bien) promovida por la asociación “Hogar Social Madrid” (a la cual vemos en la foto, en incautaciones de la policía). Que el Gobierno no se entere, no les vayan a dar el carácter de utilidad social.

Una asociación, sin rumbo ni bases (por no tener no tienen ni página web, solo una tienda donde comprar sudaderas)  cuyo único propósito es estar en contra de todo. Nada de defender colectivos en peligro, nada de luchar por alguna injusticia social… hasta ahora solo he encontrado una iniciativa positiva: llevan a cabo campañas de reforestación. Bien por lo árboles y las árbolas.

¿Y en qué ha consistido la campaña #heteropatriarcada? Pues sdgen pegar carteles malformando el género de las palabras, con la finalidad de ridiculizar el lenguaje inclusivo, así como toda la causa feminista (bueno, tampoco les íbamos a pedir que fuesen aliados ¿no?) Todo bajo el lema “respetar tu lengua es cultura, no machismo”. Efectivamente todos hemos tenido un deja vu con el argumento de la “cultura” en el ámbito de la ultraderecha.

Hablemos claro: soy el primer defensor del lenguaje, y por ello lo empleo y respeto (a diferencia de ellos) pero ante todo quiero respetar a las mujeres, así como cualquier otra colectividad oprimida. Hubo un tiempo (sin remontarnos demasiado) en el que se 14889336911001empleaban términos como morisco, nigger, o bujarra… pero el lenguaje evoluciona. Por fortuna. Lo único que no evoluciona es vuestra mentalidad.

Actuar contra el machismo es lo que han hecho numerosas mujeres durante 26 días de huelga de hambre en la plaza de Sol (Madrid), hasta conseguir que tanto PP como PSOE se comprometiesen con 25 medidas contra la violencia de género.

El día de hoy, y desde esta pequeña ventana en internet, vengo a recordar que el machismo mata. Y el fascismo también.

Por cierto, vosotros que vais de filólogos: el femenino de patriarcado, es matriarcado. Solo es una precisión.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s